FIN DE PROYECTO: ENTRELAZADOS

Estamos preparando un final de curso muy especial. Nuestro semáforo cambiará de mensaje por última vez, con la frase “Mucho más que un proyecto de convivencia”.

Queremos terminar el curso trabajando entrelazados. En este proyecto hemos trabajado mano a mano todos los miembros de la comunidad educativa y queremos terminarlo todos juntos.

Para ello vamos a llevar a cabo varias actividades:

Una que requiere la implicación de todo el centro. Queremos terminar el curso bailando todos al mismo compás. Para ello un grupo de alumnas y profesoras han preparado la coreografía del flashmob que todo el centro bailaremos juntos. Ahora es el momento de ensayarlo. Fijaos bien y practicad mucho que nos tiene que salir genial.

Otra pensada para el alumnado de 2º y los profesores y personal no docente. Se trata de partidos de fútbol y baloncesto seguidos de un almuerzo para empezar fuerte la mañana.

La última es una sesión de convivencia final en la que participamos todos los miembros de este gran grupo: alumnos ayudantes, hermanos mayores y profesores del grupo de convivencia.

 

Anuncios

Hermanos mayores trabajan los métodos de estudio con los alumnos de 1º de ESO

A lo largo de las dos semanas pasadas, nada más volver del último puente, los hermanos mayores hemos estado trabajando en un nuevo proyecto. Lo que pretendíamos era enseñar a los alumnos de 1º de ESO las técnicas de estudio que debían usar. Tras haber llevado a cabo una gran porción del curso trabajando a su manera, lo que pretendíamos era aconsejarles y mejorar aquello que usaban para cerrar bien este último trimestre.

Dedicamos varias sesiones entre nosotros para preparar las técnicas principales que veíamos adecuadas y aquellos trucos que les queríamos enseñar. Estuvimos organizando la información y realizamos presentaciones de prueba. Cada vez las ganas de que llegara el día aumentaban.

Cada grupo de primero tuvo en una tutoría a su correspondiente grupo de hermanos mayores. Empezamos por presentar un método general que sentara una buena base a la hora de estudiar. Tras aquello, los alumnos se dividieron en grupos y nosotros nos dedicamos a rotar para enseñarles a todos el método especializado o truco que tenía cada uno. Yo, por ejemplo, presenté métodos para reforzar la memoria fotográfica mientras que mis compañeros enseñaban a esquematizar, entre otros.

La experiencia fue muy divertida y se podía ver las ganas que tenían de aprender. Todas las sesiones fueron totalmente exitosas y, además, no solo aprendieron ellos, sino que nosotros también hemos aprendido mucho con ellos. Al fin y al cabo, entre nosotros hemos acabado incluso descubriendo algún nuevo método que nos puede ayudar.

Sin duda ha sido de las actividades más destacadas este año y nos ha parecido fantástica tanto a los pequeños como a los mayores. Aquí mismo lo podéis comprobar con las fotos de la sesión de 1ºD:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

-Magi Mohamed Hamdy Doweidar, 4ºB

Música: respeto y solidaridad

Entre abril y mayo el semáforo vuelve a brillar con nuevos mensajes. Nuestros alumnos de 1°F han llenado la pizarra hasta el último hueco, y no podía ser más melódico. En morado se han puesto estrofas que buscan respeto y solidaridad, destacando canciones de Diego Torres, John Lennon y Michael Jackson.

abril mayo semaforo

Las versos que nos han enseñado esta vez nos han dejado sorprendidos a muchos de nosotros y han llamado la atención del alumnado:

VERDE

– Quiero escuchar tu voz cantando en un mundo mejor (La oreja de Van Gogh)
– Somos una marea de gente, todos diferentes, remando al mismo compás (Macaco)

ÁMBAR

– You can be the hero, you can be the best (The Script)

ROJO, aquellos versos que NO queremos escuchar

– Estoy enamorado de 4 babys, siempre me dan lo que quiero (Maluma)
– Maldito sea el hombre que confía en una mujer (Baby Rasta)

Ahora bien, queremos que el mensaje llegue a todos por cualquier medio. Muchas veces no leemos, pero… ¿Y si el mensaje viene en forma de canción? Los días 15, 16 y 17 se escuchará música por todo el recreo, ¡así no falta ni uno!