Testimonio de una alumna ayudante, Elena Sango (2ºD)

Alumnos ayudantes es una experiencia que te da la oportunidad de ayudar a los compañeros del centro.

Cuando me eligieron para formar parte de de este grupo, me sentí muy feliz y orgullosa. Saber que tus compañeros confían en ti para contar sus problemas es muy reconfortante.

Lo bueno de alumnos ayudantes es que no trabajas solo. Me tranquiliza la idea de que haya profesores que se especialicen en estos asuntos para ayudarnos a tomar las decisiones correctas.

Al principio hicimos varias sesiones en las cuales nos formamos y nos conocimos mejor, alumnos y profesores.

A pesar de estar mucho tiempo en estas sesiones, te lo pasas muy bien y aprendes muchas técnicas sobre cómo mejorar la convivencia en clase o sobre cómo acercarte a una persona.

Poco tiempo después, comenzamos a reunirnos los viernes a la hora del recreo. Esta reunión semanal se llama “Observatorio de la convivencia”. Aquí los alumnos ayudantes de las distintas clases comentan los sucesos que han observado. Estas reuniones son muy importantes ya que en ellas buscamos una solución para los problemas. Eso sí, no siempre conseguimos resolverlos.

Con una pequeña acción se puede lograr una mejor convivencia.

Mi experiencia en alumnos ayudantes ha sido genial.

Elena Sango (2ºD)

Anuncios