La chica de la parada del autobús

Una organización anti-bullying realizó un experimento social desgarrador donde vemos una niña sentada en una parada de autobús. Junto a ella hay dos compañeras que la reprenden y se burlan de ella, diciendo cosas como como “¿Tienes suficientes amigos que no sean imaginarios o familiares?”.

La simple interacción con el adulto termina la situación, y demuestra de quién es la responsabilidad de detener el acoso escolar – cualquier persona con una voz.

Anuncios

Cadena de Favores Infinita

En este vídeo hay mucho más de lo que se ve, mucho más del mensaje edulcorado a primera vista. Aunque el círculo no se hubiera cerrado, los actos seguirían siendo hermosos. Sabemos que esto pasa cada día, aunque sean anónimos sus actores y sus acciones para la gran mayoría. Aunque, si todos colaboramos, esta cadena sí que se hace realidad:

Testimonio de un hermano mayor, Antonio Araiz (4ºC)

Mi experiencia como Hermano Mayor

Cuando me enteré de que se iba a desarrollar el proyecto de Hermanos Mayores en el centro me encantó la idea. Había oído que se hacía en otros institutos y me pareció una gran propuesta. Ayudar a los chicos que llegan nuevos al instituto favorece la convivencia y la integración. Este programa ayuda a empatizar con los alumnos de primero a partir de la propia experiencia de cada uno.

Yo recuerdo que llegué al instituto muy nervioso. Quería dar buena imagen e integrarme bien en el grupo. Además, la relación con alumnos de otros cursos era nula. Esta fue una de las razones por las que me apunté. Personalmente, en primero, habría preferido tener la figura de un chico o chica que ya conoce el centro que me ayudara. Así que, ya que yo no lo tuve, que puedan tenerlo todos los que cursen 1º ESO de ahora en adelante. Año tras año, la convivencia ha ido mejorando y proyectos como el de este curso harán que mejore aún más.

  Como Hermano Mayor no he tenido demasiada labor. Durante los primeros días de curso apenas un par de “hermanos pequeños” se acercaron a preguntarme. Confío en que esto se deba a que no han tenido ningún problema y no han necesitado consultarnos casi nada. Por eso, me parece genial que se le haya dado continuidad a los Hermanos Mayores en el proyecto de Convivencia Positiva. Así seguimos trabajando por crear buen ambiente y nuestro trabajo no queda reducido a acompañar a los más jóvenes durante la primera semana.

Tanto la sesión de convivencia con Marisa Aguerri como la jornada de fin de trimestre, el vídeo contra el acoso escolar o las obras teatrales en las que estamos trabajando son muy buenas iniciativas en las que estoy orgulloso de participar. También querría destacar que no solo se mejoran las relaciones entre los alumnos, sino también entre alumnos y profesores. Estas favorecen el ambiente de trabajo y mejoran el aprendizaje.

Espero que el programa vaya todavía más allá en futuros años y se consiga acabar con el acoso escolar en el centro.

Por eso quiero animar a todos los alumnos a involucrarse en el proyecto porque es una experiencia muy enriquecedora.

Antonio Araiz Gómez (4ºC)